¿Quiénes somos?

 

SATE es un sindicato autónomo con presencia únicamente en Bancaja y dedicación exclusiva a su plantilla, lo que ha permitido que se mantenga una situación superior a la del convenio.

 

Nuestra representación (42,76%), y la presencia en Órganos de Gobierno (en la Comisión Ejecutiva y en todos los demás órganos, Consejo de Admón., Comisión de Control, Fundación Bancaja, etc.), unidas a un alto índice de afiliación (cerca de un 50% de la plantilla) nos ha permitido preservar muchos de nuestros derechos, pese a que la competitividad en el sector ha provocado una tendencia a la unificación de condiciones ajustándolas a convenio.

 

Lamentablemente los convenios estatales son cada vez más negativos y eso hace que sea cada vez más importante que haya un sindicato fuerte y eficaz, sin ataduras políticas ni dependencias económicas. Nosotros te invitamos a que nos conozcas, que contrastes opiniones (no te será difícil porque seguro que tendrás afiliados a nuestro sindicato cerca de ti)  y te afilies a SATE.

 

Nuestra cuota es de 15 € al trimestre, frente a los más de 30 € de los sindicatos estatales. La diferencia consiste en que no tenemos que pagar a ningún "estamento superior” y que nuestra alta afiliación nos permite ofrecer gratuitamente todos los servicios (jurídicos, asesoramiento, etc.) desde el primer día de la afiliación, mientras que ellos tienen en cuenta la antigüedad para cobrar los servicios, en función de los años que lleves. En SATE, mientras seas ETT, Temporal o Fijo con periodo de prueba,  tu cuota será 0, y tus derechos como afiliado estarán al 100 %.

 

Los tiempos son difíciles y además de la solidaridad, la afiliación es un seguro de vida laboral. Como solemos decir en SATE, “todos nos consideramos buenos conductores, pero todos tenemos el coche asegurado”.

 

Con relación a esta cuestión, lamentamos tener que advertirte de una “picaresca sindical” en Bancaja que consiste en la existencia de “afiliaciones preconcebidas” (como si de tarjetas de crédito se tratara) y que con la excusa de recibir información, te hacen suscribir, sin saberlo, una afiliación a todos los efectos, aunque demoren el cargo correspondiente. Nosotros, que defendemos que la afiliación debe ser consciente y voluntaria, no compartimos en absoluto esa práctica comercial agresiva con los empleados.