La privatización de Bankia: ¿la historia interminable?

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, este lunes en Madrid, durante la presentación de los resultados de 2018. | EFE

Primero fue 2017. Luego 2019. Ahora es 2021… pero sin prisas. Bankia, el banco nacionalizado a toda prisa en la primavera de 2012 con el objetivo de calmar a los mercados y a las instituciones europeas, sigue siendo tan público ahora como entonces. Ya han pasado casi siete años. En teoría, el objetivo era sanearlo y ponerlo en el escaparate cuanto antes, para que el Estado recuperase el máximo de lo inyectado. Y, al mismo tiempo, para evitar el riesgo de que se eternizase como banca pública, lo que, decían los promotores de la idea en aquel momento, era una pésima idea.

Sigue leyendo…