¡No somos todos iguales! La banca acelera la campaña para lavar su imagen

Están hartos de ser los malos de la película. El grave problema de reputación de la banca se ha convertido en el principal ‘objetivo a batir’ por parte de los directivos del sector, que aprovechan sus escasas apariciones públicas para insistir en el mensaje de que “no todos somos iguales”. Así ocurrió durante las últimas presentaciones de cuentas anuales del sector, en las que se pronunciaron frases como “nuestra historia va de ayudar a las personas” o “algún día la sociedad entenderá todo lo que hacemos por ella”.

Sigue leyendo…